Tres elementos básicos para empezar a escribir no ficción

Has decidido ponerte a trabajar en tu futuro libro y seguro que te estás preguntando por dónde tienes que empezar a escribir.

Si asumimos que ya tienes una (o varias) ideas sobre las que escribir y que, como cualquiera, tienes una vida más o menos complicada, hay tres elementos que tienes que tener en orden si quieres que el proceso de crear tu libro vaya como la seda: tiempo, espacio y sistema de archivo. 

Escribir es una carrera de fondo. Se escribe a pesar de la vida cotidiana porque no puedes alejarte de ella, de tus obligaciones ni de ti mismo. O aprendes a trabajar mientras el mundo sigue girando o no terminarás el libro (y puede que ni lo empieces). 

Escribir es una carrera de fondo. Tienes que aprender a trabajar mientras el mundo sigue girando.

Crea tu tiempo

empezar a escribir no ficción: tiempo
El tiempo para escribir no existe; eres tú quién lo tiene que crear

«No tengo tiempo» es la principal queja de los escritores que empiezan. ¿También a ti te faltan horas para ponerte a escribir? 

Si tu respuesta es sí, quizá no estás todo lo comprometido que debieras con tu libro. Tiempo te va a faltar siempre porque en cualquier momento puede surgir algo que te aparte de tu mesa: tu familia, tu otro trabajo, tus amigos…Si eres de los que no se ponen a escribir hasta que no han terminado todas las pequeñas tareas del día a día, vas a tener que aprender a crear y a respetar un tiempo para escribir. 

¿Tienes otro trabajo? Escribe antes de salir de casa o cuando vuelvas por la noche. ¿Tienes hijos pequeños? Escribe cuando estén en el colegio o mientras echan la siesta. Busca un par de horas los fines de semana o levántate a las cinco de la mañana.

Incluso si eres escritor a tiempo completo, tendrás que crear tu tiempo porque la mayoría de nosotros somos procrastinadores y «apagafuegos» natos.

Para poder terminar tu libro, tienes que acostumbrarte a trabajar un tiempo cada día, mejor si es siempre a la misma hora. En el caso de los escritores, el hábito sí hace al monje. 

No paso muchas horas al teclado - casi nunca. Al contrario: robo tiempo, escribo en las grietas de mi vida.

Julia Cameron: El camino del artista Tweet

¿Cómo puedes crear tu tiempo para escribir?

Hay muchos sistemas de gestión del tiempo y cada escritor acaba por adoptar los que mejor se adaptan a su estilo de vida. Yo te voy a recomendar estos tres porque son los que uso y sé que funcionan: 

  • Aprende a decir «no», a ser más selectivo con los compromisos que adquieres y a delegar
  • Trabaja en bloques de tiempo. La técnica pomodoro funciona de maravilla. Puedes usar aplicaciones como Forest o Tide para controlar los bloques de trabajo. 
  • Si necesitas un empujón en serio o reiniciar alguna parte del libro que se ha atascado, prueba con un DAM (día de acción masiva) en el que solo vas a trabajar en esa parte. Es intenso, pero muy eficaz. 

Busca tu espacio

empezar a escribir no ficción: espacio
Cualquier lugar es bueno para escribir si estás decidido a hacerlo

El lugar perfecto para escribir no existe. Deja de buscarlo y ponte a trabajar donde puedas. JK Rowling dió vida a Harry Potter en un café de Edimburgo e Isabel Allende escribió La casa de los espíritus en la mesa de la cocina. 

Escribir en casa

Si vas a escribir tu libro en casa tendrás que disponer de un espacio propio y negociar con tu entorno. 

Lo ideal es que dispongas de una habitación para escribir, de un estudio cuya puerta puedas cerrar y convertirlo en tu santuario creativo, pero en las casas de hoy no sobra espacio, así que piensa en qué áreas de tu casa están infrautilizadas y aprópiate de ellas. Hace años trabajé con un escritor cuyo despacho era una inmensa mesa de comedor, llena de papeles y libros de punta a punta. Y le funcionaba. 

Yo escribo en el trabajo y cuando estoy esperando en los sitios (médicos y tal). Tengo media novela en Evernote

Una de las partes más complicadas de escribir en casa es negociar espacio y tiempo con tu familia. Trabajar desde casa no te convierte el el chico de los recados siempre disponible; antes bien, tienes que hacerles entender que escribir tiene las mismas limitaciones espacio-temporales que cualquier otro trabajo: vas a tu mesa como quién va a una oficina. Sé inflexible en este punto y aprende a cerrar la puerta (real o imaginaria) que te separa del mundo. 

Escribir fuera de casa

¿No tienes espacio para trabajar en casa? ¿O eres de esas personas gregarias que no gustan de la soledad? Si no puedes trabajar en casa, sal de ella. 

Hay muchas opciones para escribir fuera de casa: la cafetería es un clásico (pero recuerda que vas a trabajar, no a que te vean trabajando), como lo son las bibliotecas, la casa de tu hermana o tu mejor amigo mientras están fuera e incluso los parques, que yo encuentro ideales para revisar el texto impreso; el aire libre y la luz del sol me agudizan la mente y la vista. 

Si vas a trabajar fuera de casa, equípate con una oficina portátil: mete en una bolsa todo lo que puedas necesitar: portátil, cargador, gafas, material de referencia, cuadernos, bolígrafos, fichas, post-it y no olvides añadir unos tapones para los oídos.  

Ten un sistema de archivo

empezar a escribir no ficción: sistema de archivo
No permitas que ninguna idea escape a tu sistema de archivo

¿Sabes en qué se diferencia un escritor de un aficionado? En que al primero no se le escapa ni una idea, y el segundo confía en que la recordará mañana. 

Para cualquier escritor es importante tener un buen sistema de archivo, pero para uno de no ficción es crucial. Para escribir tu libro vas a necesitar materiales de referencia y horas de investigación. Vas listo si no lo tienes bien organizado antes de sentarte a trabajar. 

La creatividad necesita elementos que la sustenten y en eso consiste la investigación: estás recogiendo materiales de construcción.

Gene Luen Yang (caricaturista) Tweet

Como escritor, tienes que encontrar tu propio sistema de organización, aunque hay algunas sugerencias de sentido común que te ayudarán a ser más eficiente: 

  • No te dejes liar por las recomendaciones de los gurús de la productividad: si el sistema te estresa, deséchalo. Hay quienes juran por David Allen (Getting Things Done) y yo no puedo con él. 
  • Toda la información va al mismo sitio: ya sea un archivador, una carpeta de anillas o un sobre grande, no vayas dejando hojas sueltas por ahí o no las encontrarás jamás. 
  • Una vez que crees tu sistema de archivo (por proyecto, por capítulo y sección, por origen de la fuente…) manténlo. La coherencia es la clave de la eficacia

Un buen sistema de archivo te ahorrará mucho tiempo a la hora de escribir y esa tranquilidad de saber dónde puedes encontrar lo que necesitas para seguir adelante te mantendrá motivado a lo largo de todo el proceso. 

¿Tienes tu propio sistema para organizar tu tiempo, tu espacio para escribir y tu sistema de archivo? ¿Hay alguno de esos factores que se te resiste? ¿Tienes una estrategia peculiar que compartir? ¡Cuéntamelo en los comentarios! 

Muchos escritores de no ficción que empiezan nunca llegan a publicar nada porque les fallan estas tres piezas básicas. Yo te animo a que las trabajes desde el minuto cero para crear una buena base para tu libro.  Y si conoces a alguien a quien le pueda venir bien este artículo, ¿lo compartirías en las redes sociales? 

35 comentarios en “Tres elementos básicos para empezar a escribir no ficción”

  1. Hola, María.
    Enhorabuena por tu cambio y tu progreso.
    No soy quien para dar consejos de nada, pero sí tengo experiencia en buscar huecos para escribir y sé que lo importante es mantenerlos. Es verdad que no siempre se puede, yo tenía un día comodín, es decir, me programaba número de páginas por semana y si un día no podía, lo pasaba, por ejemplo, para el sábado por la tarde o noche según el caso. Lo importante era mantener el horario y los objetivos.
    También me sirvió ir anotando en un cuaderno todos esos momento ajá y esas ideas que encajaban como un guante en mi creación. No hace falta que sean aplicaciones complicadas, cada uno tiene sus métodos, hay gente muy tecnológica y otra mucho más manual, no hay que agobiarse por eso.
    Con respecto a los consejos: bienvenidos todos desde luego, pero para mantener una actitud correcta tienes que pensar si te sientes cómoda con lo que te sugieren, no todos funcionamos de la misma forma. La ilusión no se mantiene con obligaciones que no van con nosotros, la actitud se mantiene si hay libertad y flexibilidad.
    Creo que tienes mucho que ofrecer si de verdad conectas con tus clientes, yo sé que así es porque te sigo y sigo tu página, no lo diría si no lo pensara. Tengo archivos tuyos de mucha utilidad y sé el nivel de perfección que eres capaz de conseguir. los escritores de calidad están de enhorabuena contigo María, lo digo de corazón y te deseo la mayor de las suertes del mundo.
    Un fuerte abrazo emprendedora, te espera seguro algo muy grande y precioso 🙂
    Susana

    • Mi querida Susana:
      Muchísimas gracias por tus palabras. Ya sabes lo que tu opinión y tu apoyo significa para mí y que tú pienses que este paso adelante merece la pena me da muchas alas para esforzarme e intentar dar a los escritores todo cuanto necesiten para salir adelante.
      ¿Que no puedes dar consejos? Pero si has publicado tu primera novela prácticamente sola, ¡pues claro que puedes compartir tus experiencias con otros escritores! Me encanta esa idea de la «reserva de tiempo», porque es una manera de combinar tu vida creativa con tus obligaciones diarias sin que ninguno de los dos aspectos se resienta. ¡Creo que te la voy a pedir prestada para mí!
      Y, por supuesto, el cuaderno o la aplicación de notas es algo obligatorio para cualquiera que quiera escribir.
      Gracias por tu visita, por tu comentario y tus ánimos. Un abrazo enorme.

  2. María,
    ¡Enhorabuena por Letras de Sal! Al final, el esfuerzo se ve recompensado y esta es la primera señal. Maravilloso tu nuevo espacio, y la energía que despide. Exactamente igual que tú: energía positiva, versatilidad, creatividad, cariño por los detalles que son importantes, respeto por las personas a las que quieres ayudar ofreciendo nada más que valor y más valor…
    Me siento muy afortunada por haberte tenido como guía en una y mil aventuras de escritura.
    Gracias de corazón y de nuevo, disfruta de esta nueva y maravillosa etapa que sólo tú sabes hacer brillar como lo haces.

    • Mi querida Ana:
      ¿Haber tenido, en pasado! No, hermanita, tú y yo tenemos que crear cosas maravillosas, porque no puedo permitir que alguien con tu brillantez para hablar de viajes, con tu compromiso y tu capacidad para describir paisajes y personas no lo comparta con el mundo. Sé que hay una escritora de viajes dentro de ti y no sé cuanto me costará convencerte, pero espero tener el orgullo de editar tu primer libro de viajes («La isla de la alegría. Mi vida en Vancouver Island» (o algo así).
      Te quiero mucho, Ana y saber que confías en mi proyecto me llena de alegría. Un beso enorme.

  3. Me encanta este lugar.
    Enhorabuena. Además de que me haces pensar y replantearme mi método de trabajo.
    Genial. Éxitos y letras! 😘

    • Hola, Itziar:
      Y, como siempre, saber que Letras de Sal también te gusta me hace enormemente feliz. Eres una escritora de éxito, tus lectores te adoramos y tienes una gracia especial para contar historias. Saber que, a pesar de tu experiencia y tus dos novelas, aún puedes aprender algo de mí, me llena de orgullo.
      Gracias por tu confianza. Significa muchísimo para mí. Un abrazo.

  4. María mientras avanzaba en la lectura del post pensé en Isabel Allende y de repente haces precisamente referencia a ella, y es que no solo escribió La casa de los espíritus en la mesa de la cocina, sino que también para aquel entonces tenía 39 años y dos trabajos y niños pequeños que cuidar, así que Allende es un punto de comparación excelente para comprender más tu post, y es que esta fabulosa escritora comienza un nuevo libro cada 8 de enero en los que se va a una casa pequeña llena de libros en donde ella, tal cual fuera un horario de oficina, se dispone a escribir por 8 horas hasta que pasadas varias semanas, tal vez meses, nace por fin un nuevo libro con su autoría, claro que estamos hablando de una escritora consagrada que se puede dar el lujo de disponer de esa forma de su espacio y su tiempo. Y esto a mi me parece fabuloso e inspirador, porque tal como lo desarrollas en tu post, tener un lugar propio para nuestros momentos de escritura es lo mínimo que nos merecemos los escritores, y aunque el tiempo siempre nos absorba y las obligaciones nos aplasten, si en nuestro propósito de vida está el escribir un libro, o tal vez varios, debemos arañar el tiempo y conseguir nuestro espacio para que esto sea posible. Gracias por compartir tus tres elementos básicos.

    • Hola, Eliana:
      ¡Y eso que ni siquiera soy una gran fan de Isabel Allende! Pero tengo que reconocer que esa mujer sí que tiene un ferviente compromiso con el oficio de escribir y con su carrera como escritora, algo que todos los que escribimos deberíamos esforzarnos por cultivar. Hay demasiadas distracciónes (y nuestra mente no es la menor de ellas), demasiados «si, pero…» en nuestras vidas creativas que nos hacen difícil sacar adelante nuestrso proyectos. Lo bueno es que hay unos cuantos elementos esenciales, que son como los cimientos del oficio de escritor y que, en su sitio apropiado, nos permitirán empezar a escribir y crecer como profesionales: tiempo, espacio y un buen sistema de organización son tres de los más importantes.
      Muchas gracias por tu visita, Eliana, y por compartir con nosotros tu experiencia. Un abrazo.

  5. Lo más complicado que me parece es poder decir «no». La familia o la gente con la que vives nunca entiende que estés en casa pero no estés disponible para ellos. Es inevitable convertirte en la chica de los recados, tal y como comentas. Tendremos que averiguar la manera de hacerles respetar ese tiempo que necesitamos para poder progresar. Un saludo

    • Hola, Sayuri:
      ¡Bienvenida a Letras de Sal! Espero que encuentres aquí ideas, herramientas y pistas que te ayuden a compartir tus experiencias en tu blog. ¿Sabes un buen truco para conseguir un poco de espacio y tiempo? Negociar el mínimo viable: un poco de espacio en la mesa de la cocina, cuando nadie más la usa, y un par de horas al día para concentrarte en tus ideas. ¿Por qué no pruebas a hacerte un cartel que ponga «bloguera trabajando» y lo cuelgas de la puerta? Así, cuando lo vean, sabrán que tienen que respetar el compromiso que han adquirido contigo. ¿Lo pruebas y me cuentas que tal te ha ido?
      Un abrazo. Tu visita es un placer para mí.

  6. Hola María.

    Te cuento que tengo mi sistema para organizar mi tiempo para escribir y realizar otro tipo de actividades. Para mi la mejor hora del día es en la mañana cuando estoy más fresca y con las ideas más claras. También utilizo la técnica pomodoro que me hace rendir mucho el trabajo.

    En cuanto al lugar, vivo en un apartamento muy pequeño y solamente tengo dos lugares disponibles: un pequeño escritorio en la sala y la cama. Me va mejor en el escritorio porque allí me encuentro con toda la disposición para trabajar, pero confieso que a veces lo hago en la cama (porque está haciendo frío o tengo pereza) y me disperso mucho.

    Sistema de archivos. No sé si sea un sistema como tal, pero guardo todas mis ideas en el computador en una carpeta creada para el contenido del blog (con subcarpetas porque mi TOC así me lo dicta) y también libros de notas en las que organizo los temas. ¡Ah! También colecciono en la nube artículos interesantes a los que puedo recurrir luego cuando esté investigando algún tema. Utilizo Pocket o Evernote (con sus respectivas carpetas).

    Lo que sí se me resiste es escribir todos los días a la misma hora. No he podido crear el hábito.

    Qué buen descubrimiento tu blog. Me lo guardo 🙂

    • Hola, Thania:
      ¡Me alegro que Letras de Sal te haya «llegado»! Me hace feliz comunicarme con mis lectores y compartir mi experiencia contigo. Casi todas tus herramientas y técnicas las uso yo misma y las recomiendo a los autores con los que trabajo, así que no te quepa duda de que vas por el buen camino. ¿No consigues crear el hábito de escribir a diario? Me has parecido una persona con una cierta espiritualidad, así que, ¿por qué no creas un ritual? Toni Morrison, la maravillosa poetisa americana, empieza a escribir cada día después de haber visto amanecer mientras se toma una taza de café: el café caliente y la luz del sol forman parte de su hermoso ritual creativo. Música, incienso, velas, tu jersey calentito preferido…todo puede formar parte de tu ritual personal. ¿Qué tal si pruebas a crear el tuyo y me cuentas qué tal te ha ido?
      Un abrazo. Muchas gracias por tu visita.

  7. Hola María, muy buenos consejos, me han hecho recordar a un libro que me encantó sobre la creatividad, «Big Magic» de Elizabeth Gilbert.
    Soy de las de «oficina nómada» y me encanta variar de lugares para la inspiración. Aunque a veces la cosa se complica con cafetería demasiado ruidosa… así que me he equipado también con mucha paciencia y capacidad de fluir con los imprevistos. Sobre todo sin machacarme si no cumplo los objetivos que me he marcado para el día, no todo se puede controlar! 🙂
    Un abrazo!

    • Hola, Ale:
      ¡Me encantan las «oficinas móviles»! ¿Qué contiene la tuya? Yo no necesito más que blocs de dibujo (que me gustan para tomar notas porque el papel es grueso, delicioso y me permite escribir con bolígrafo, lápiz o rotuladores), un par de libros de consulta y un buen café (mejor con canela). Y sí, todos los escritores nómadas necesitamos esa habilidad para fluir con las circunstancias, para adapatarnos y saber sacar el máximo partido a una situación. ¿Por qué no aprovechar un entorno ruidoso para «cotillear» amablemente las conversaciones ajenas para dar vida a nuestros personajes?.
      Sé que eres una estupenda ilustradora, así que espero leer pronto algún cuento tuyo (¿quizá de ballenas?)
      Un abrazo, Ale. Gracias por tu visita.

  8. Hola María, muy bien buscados los consejos. Siempre he querido escribir (nunca he sabido si ficción y no ficción) pero cuesta encontrar el momento y conseguir unos hábitos. La forma en que he canalizado esa necesidad es mediante el blog cosasdegatos.es y ahora estoy intentando poner en práctica lo que comentas.
    El tiempo para escribir parece que lo voy encontrando (aunque tengo que trabajarlo más, por lo que me va muy bien haberte leído).
    El espacio estoy pendiente de unas cosillas porque el de ahora no hay por dónde cogerlo.
    Y el archivo lo he ido creando, y desde que lo uso y lo hago así, todo es mucho más efectivo.
    Una cosa que también me va bien es tener un espacio para las ideas. En el caso del blog, lo que hago es tener un listado de temas que voy pensando o viendo, para cuando quiero escribir, tener ya cosas seleccionados, artículos de referencia que adjunto, etc.
    Y para desarrollos del blog (de marketing, técnicos, etc.) también tengo otro listado.

    Un abrazo,

    • Hola, Miriam:
      Bueno, parece que vas por el mejor de los caminos para escribir. Quizá una serie de cuentos protagonizados por gatos (tan de moda, estos animalitos) o un buen libro de no ficción sobre el impacto positivo de convivir con gatos para las personas que sufren de ansiedad (todos sabemos que acariciarlos disminuye el nivel de estrés). Desde luego, estás adquiriendo los hábitos fundamentales correctos y, tan pronto los tengas integrados y estés dispuesta a aprender un poco cada día, verás que escribir es un verdadero placer.

  9. ¡Hola!
    Un post muy útil, la verdad. Yo soy de las que siempre digo que no tengo tiempo para escribir, pero después de leerte, lo que realmente creo es que no estoy realmente comprometida, como bien dices.
    Siempre que decido ponerme, surge cualquier otra cosa y como no sé decir que no…o simplemente por estar en casa, tengo que ser la encargada de los recados.
    Voy a intentar poner en práctica tus consejos. Primeramente buscaré un lugar donde escribir, fuera de casa, y un horario para hacerlo. Ya te comentaré que tal me va.
    Gracias por compartir.
    ¡Un abrazo!

    • Hola, Mireia:

      ¡Me encanta cuando una escritora o futura escritora me cuenta que mis ideas le han inspirado para empezar un proyecto! Los escritores tenemos una habilidad especial para hacer que una tonelada de ropa para planchar sea más atractiva que ponernos a escribir, ¿verdad? Casi siempre es un problema de ansidedad, de inseguridad, de no estar totalmente convencidos de que podemos hacerlo y que merece la pena compartir nuestra voz. ¿Qué tal si te pones un objetivo facilísimo, uno que sí puedas cumplir como escribir 500 palabras al día? Cuanto más lo hagas, más seguridad en ti misma adquirirás y más fácil será seguir escribiendo.
      ¡Espero que me cuentes qué tal te va aplicando estas estrategias y, si necesitas un empujoncillo, ya sabes donde estoy! Un abrazo.

  10. Me encantaría escribir un libro algún día, es algo que he deseado desde niña pero ahora no sé si sería capaz. De todas formas me encantan estos consejos que además son extrapolables a otros muchos proyectos 🙂

    • Hola, Nana:
      ¿Sabes que el primer paso para escribir es desearlo? Cuando conozco a alguien que me dice que desea escribir desde su infancia, sé que, de alguna manera, acabará por hacer realidad ese sueño, así que ¡no lo olvides!

      Mientras tanto, como dices, aprovecha para ir adquiriendo buenos hábitos de trabajo para tus proyectos creativos. Al fin y al cabo, lo que vale para un artista casi siempre vale para otro, aunque sus disciplinas sean diferentes.

      Muchas gracias por tu visita. Un abrazo.

  11. Interesante estos tres elementos para escribir y creo que se puede aplicar a nuestros blogs, pues de todas maneras se necesita concentración, un buen espacio para hacerlo, ademas que las ideas llegan en cualquier parte donde nos encontremos, siempre hay que tener a mano lápiz y una libreta para anotar cualquier cosa que se vea y que nos llame la atención.

    • Hola, Amparo:
      En realidad, esos tres elementos forman parte de cualquier acto creativo o artístico y, por supuesto, para escribir en tu blog. Hablas de concentración, que yo no había incluido, pero que es esencial. Mi maestro, Eric Maisel, lo llama «el trance creativo» y todos debemos aprender a entrar y salir de él para trabajar en nuestros proyectos con eficacia.

      Y, por supuesto, libreta, lápiz (o algo parecido) siempre a nuestro lado. ¡Que no se nos escape ni una idea!

      Muchas gracias por tu visita. Un abrazo.

  12. Felicidades, todo esfuerzo tiene su recompensa. Yo si que tengo mi espacio y mi tiempo para ello, aunque a veces no puedo cumplir con esos ratos estipulados para ello, por contratiempos, al ser madre, a veces, no puede ser todo tan planificado. Lo que me falta es llevar siempre una libreta donde poder ir tomando notas de cosas que surgen en algunos momentos.

    • Hola:
      ¡Las mamás artistas sí que tenéis mérito! Quizá no mientras tus niños sean muy pequeños, pero conforme vayan creciendo podrás negociar con ellos, con tu familia, un par de horas al día para poder entregarte a tus actividades creativas, a escribir, a pintar, a editar vídeos…Lo importante es que aproveches tu espacio y tu tiempo y que nunca, nunca te sientas culpable. Los momentos de que dispones son sagrados y suficientes. Agradece el tenerlos y disfruta mientras duren. Así te irás enamorando del oficio del artista.

  13. Si bien entre mis metas no está el escribir un libro, mucho de lo que hablas me servirá mucho mejor para llevar mi blog (ya que si fallo mucho y procrastino).

    ¡Muchas gracias por los consejos!

    • Hola, Eloise:

      ¡Me alegro de haberte inspirado a adoptar nuevos hábitos de escritura! Estoy segura de que te ayudarán mucho a mantener tu blog actualizado y a aprender más y más cada vez que te sientes a escribir. ¿Sabes lo bueno de ir creando hábitos? Que basta con empezar por una parte de tu vida y, después, vas incorporándolas en otras y así, al cabo de un tiempo, puedes echar la vista atrás y darte cuenta de cuánto has evolucionado y avanzado hacia los objetivos que deseas conseguir.

      Muchas gracias por tu visita. ¡Sé que conseguirás lo que te propongas! Un abrazo.

  14. Hola María!
    Me han encantado tus consejos, uno de mis sueños con este viaje que emprendimos es escribir un libro (a veces me da un poquito de miedillo no conseguirlo), porque la verdad que es mucho trabajo y creo que me comunico mejor en vídeo perooo desear es poder así que manos a la obra ¿no?
    Un abrazo enorme

    • Hola, Gabi:
      Este año tengo previsto un taller de 30 días, online, para enseñar a quien lo desee cómo escribir sobre viajes porque es un género que tiene sus pequeñas especificidades, así que, si te animas, me encantará trabajar contigo. Por lo demás, quiero que sepas que los libros de viajes siempre son un éxito (y si no, que se lo digan a los de Lonely Planet), así que ¡anímate, porque será una gran experiencia!
      Un beso.

  15. Bueno, empiezas fuerte. El tema de no tener tiempo es una constante en nuestra vida, ya te digo que es bien complicado y común esa excusa, además que es de las mejores que hay, qué le vamos a hacer, pero es así 😀 Así que aprender a trabajar, tener una vida y escribir no es sencillo pero tampoco es imposible. Muchas lo hemos hecho y algunas lo seguimos haciendo. Compaginando lo que no es fácil y haciéndolo lo mejor posible.

    Sobre el tema de un lugar para trabajar se me hace indispensable también porque a veces trabajamos en según qué lugares que lo único que hacen es perjudicar nuestro desempeño y mermar nuestra productividad. Tener un buen lugar de trabajo es clave y sobre todo motiva un montón, ya te digo 🙂

    Lápiz y libreta siempre a la mano también es práctica de buen escritor. Eso seguro 🙂

    Como siempre ideas prácticas para cualquier escritor. Online u Offline 🙂

  16. Hola!!
    Me gusta tu nuevo espacio. Al final el trabajo bien hecho tiene su recompensa.
    Los consejos que das, magníficos.
    Hay algunos que ya llevo a la práctica como el de levantarme a las cinco de la mañana 😌.
    Y otros que me has descubierto como el tener de un archivo de trabajo.
    Besos!!

    • Hola, Karina:
      ¿También tú perteneces al clan de las madrugadoras? ¡Yo también me levanto a las 5 porque no se qué tiene esa hora, cuando todo el mundo duerme y hay tanto silencio, que mejora mi concentración. Y por supuesto, para una «coleccionista de historias y recetas» (o de «recetas con historias»), el archivo es fundamental: así podrás seguir llevándonos de la mano por tu tierra a través de sus gentes y sabores cada semana. Muchas gracias por tu visita, Karina. Un abrazo.

  17. Hola. Muchísimas gracias por tus consejos para empezar a escribir, me servirán de mucho porque la verdad es que siempre me ha gustado la escritura y quizás me anime. Besos.

    • Será genial, María, y el blog es una forma estupenda de ir acostumbrándote a la disciplina y al oficio. Compartir tus ideas e historias con los demás te acerca a ellos, te abre mundos nuevos y te trae oportunidades profesionales que no esperarías. Así que prueba a escribir con constancia durante una temporada y verás cómo te engancharás. Un abrazo.

Deja un comentario